fbpx

Análisis de riesgo: Turba enardecida ingresa instalación portuaria

Ejercicio académico: Situación de riesgo.

Turba enardecida que ingresa a la instalación portuaria destruyendo todo a su paso, provocando incendios, dañando bienes e infraestructura, robando y saqueando bienes y mercancía que se encuentra en las oficinas, bodegas y patios de carga.

La amenaza.

Delincuencia organizada, delincuencia común y manifestantes que se dejan influenciar por vándalos con justificaciones infundadas de un paro nacional para provocar zozobra y caos en la población civil y aprovechar la indefensión de la fuerza pública para hacer saqueos, robos y vandalismo a su paso.

Organizaciones guerrilleras que tienen como objetivo la toma del poder.

Organizaciones de narcotraficantes que apoyan económicamente la protesta violenta.

Políticos oportunistas que irresponsablemente inducen a los manifestantes a organizarse y arremeter contra el gobierno.  

Causas y factores que inciden en la situación de riesgo.

  • Protestas sociales infiltradas por vándalos financiados por la delincuencia organizada narco guerrillera y líderes políticos oportunistas para provocar caos de gobernabilidad bajo un plan previamente diseñado para arrodillar al país, someter las libertades y acceder al poder.
  • Estallido social por la crisis social y económica generada por la pandemia, donde cada vez más colombianos caen en la pobreza.
  • Al parecer, habría habido desacuerdos, mientras las autoridades buscaban un corredor humanitario para sacar contenedores con mercancías y productos, entre ellos, medicamentos al interior del país.
  • Los manifestantes se enfurecen por la salida de carga de los terminales marítimos en caravana hacia otras ciudades.
  • Infiltraciones de encapuchados para llevar a cabo terrorismo urbano para poner en jaque al Gobierno, a los Gobernadores, Alcaldes, a la Fuerza Pública y a millones de ciudadanos que han tenido que permanecer encerrados en sus casas por miedo.
  • La crisis sanitaria ha deteriorado la calidad de vida de muchas personas, en especial los estratos más bajos.
  • Presentación inoportuna del gobierno de una reforma tributaria en momentos difíciles que viven los colombianos por la crisis sanitaria.
  • Vándalos que portan armas ilegales.
  • Carga represada en la instalación portuaria por los bloqueos en vías del país por el paro nacional.
  • Las autoridades públicas son insuficientes para atender varios focos de vandalismo simultáneos en la ciudad puerto.
  •  “La turba enardecida no razona al sentirse protegida por el anonimato que da la masa. Lo que es de todos, es de nadie; lo mismo para la propiedad como para la culpa. Al no haber consecuencias, se desvanece el estímulo correcto para impedir que los instintos primitivos y malsanos salgan a flote”.
  • “El individuo integrado en una multitud, adquiere, por el simple hecho del número, un sentimiento de potencia invencible, merced al cual puede permitirse ceder a instintos que, antes, como individuo aislado, hubiera refrenado forzosamente. Y se abandonará tanto más gustoso a tales instintos cuanto que por ser la multitud anónima y, en consecuencia, irresponsable, desaparecerá para él el sentimiento de la responsabilidad, poderoso y constante freno de los impulsos individuales”.
  • Por la manera en que se desarrollan los hechos recientes en el puerto del pacifico, pareciera que no hay claridad de algunos miembros por parte de la fuerza pública y del mismo gobierno sobre la aplicación del Código Internacional para la Protección de Buques e Instalaciones Portuarias y la importancia de la protección de un terminal marítimo y los buques atracados como un eslabón vital de la economía del país, siendo una infraestructura crítica a proteger, que, si bien está operada por un particular por un contrato de concesión, es una infraestructura del estado. El Código PBIP fue adoptado por los Gobiernos Contratantes del Convenio internacional para la seguridad de la vida humana en el mar, 1974 (denominada Conferencia diplomática sobre protección marítima), en diciembre de 2002[1].

Antecedentes.

  • Paro nacional convocado por el comité nacional del paro.
  • Conflicto armado en el país que lleva más de cinco décadas.
  • Vandalismo ocasionado por manifestaciones en las inmediaciones de terminales marítimos en el paro nacional del año 2018.
  • Saqueos recientes a terminales marítimos en el Puerto de Buenaventura por vándalos.
  • Bloqueos de vías en las inmediaciones del terminal marítimo, vías locales, departamentales nacionales.
  • En la última década y media algunos buques llegaban a los puertos de Colombia en el nivel de protección dos, nivel que en la mayoría de los casos no estaba avalado por el estado de la bandera del buque y la razón era porque estábamos en un conflicto interno con la guerrilla y el narcotráfico. Ante esas situaciones la autoridad marítima hacia bajar el nivel de protección al del puerto, nivel 1.

Vulnerabilidades.

  • No todas las I.P. tienen contemplada esta situación de riesgo, lo que conlleva a improvisar ante esta situación.
  • El esquema de protección de la instalación portuaria no es adecuado para contener una turba enardecida.
  • Las puertas, portones y barreras perimetrales estructuralmente no son lo suficientemente resistentes a los ataques y destrucción de vándalos. Solo retardan en ingreso, pero no lo impiden una vez han logrado abrir puertas, portones, hacer huecos o derribar muros.
  • Las cámaras de video vigilancia son cableadas y el vandalismo sobre postes, cableado y el robo de cámaras impiden que se grabe el accionar de las personas que dañan o roban bienes y mercancías.
  • El bloqueo de vías externas a la terminal marítima retarda o impide la llegada de la fuerza pública, bomberos y ambulancias para atender la emergencia.
  • Pólizas de seguro que no reconocen los daños por huelga, motín, asonada, conmoción civil, (hmacc) y actos mal intencionados de terceros (AMIT).
  • Los equipos y sistema para atender emergencias son insuficientes para atender varias situaciones simultaneas, se necesita el apoyo de entidades externas.

Consecuencias.

  • Dependiendo de si el nivel de protección[2] se eleva solo para instalación portuaria o para todo el puerto, las implicaciones varían.
  • Elevar el nivel de protección del puerto ya es una consecuencia con efectos drásticos en los costos de las pólizas de los contratos de fletamento, trae también implicaciones con OMI, otras banderas y los mismos buques que están en muelle, que obliga a la autoridad marítima a tomar acciones como el zarpe de emergencia de los buques en muelle (dependiendo claro está de la magnitud de la incursión de la turba)
  • Detrimento en la imagen de la ciudad puerto y del país a nivel comercio internacional, transporte marítimo y usuarios de las cadenas logísticas de suministro internacional.
  • Enfrentamientos entre manifestantes y la fuerza pública.
  • Heridos y muertos de parte de manifestantes, la fuerza pública, personal de seguridad, empleados y usuarios del terminal marítimo.
  • Daños severos a los bienes e infraestructura como oficinas, bodegas, barreras perimetrales, equipos y sistemas de seguridad, equipos para la manipulación de la carga y la carga, entre otros, por el vandalismo e incendios provocados.
  • Incendios a la infraestructura provocados por los vándalos.
  • Cuantiosas pérdidas económicas por el daño de bienes e infraestructura, pérdida y robo de la carga.
  • Parálisis de las operaciones de importación y exportación.
  • Disminuyen los ingresos del terminal marítimo.
  • Lucro cesante por interrupción de operaciones del terminal marítimo.
  • Aumento de las primas de seguros.
  • Daño a las relaciones comerciales con los clientes internacionales.
  • Los ataques ponen en riesgo las inversiones extranjeras en el sector portuario.
  • Los ataques ponen en riesgo las operaciones de buques atracados
  • Los ataques ponen en riesgo la cancelación de rutas de navieras internacionales en el puerto.
  • Vándalos pueden saquear mercancía peligrosa (IMDG)[3] exponiendo sus vidas y de los trabajadores de la terminal marítima e inclusive de la ciudad puerto. Algunas son del tipo explosivos, inflamables, gases comprimidos, gases tóxicos, materias infecciosas, radioactivos, entre otras. La manipulación indebida puede ocasionar quemaduras, incendios y explosiones, como en el caso de la explosión en el puerto de Beirut, la capital de Líbano[4].
  • La parálisis portuaria afecta la cadena logística de suministro a nivel nacional.  

Medidas para dar tratamiento al riesgo.

Autoridades Marítimas.

  • Convocar el comité nacional de protección (por las repercusiones en la economía del país)
  • Convocar el comité local de protección (Capitanía del Puerto, Guardacostas, Policía nacional, Infantería de marina / Ejército, oficiales de protección, gremio marítimo y portuario)
  • Activar el plan de protección de la ciudad puerto (Este tipo turbas debe ser contenida y tratada desde el comité local de protección) 
  • Elevar el nivel de protección conforme a la situación presentada, Nivel dos o tres.
  • Programar, planear y desarrollar una práctica de protección a nivel puerto con esta situación de riesgo en una instalación portuaria con el fin de coordinar el accionar de la fuerza pública.
  • Emprender una campaña para generar cultura sobre protección marítima y dar a conocer el Código PBIP a nivel fuerza pública y entidades del gobierno.

Autoridades.

  • Reforzar la seguridad externa de la instalación portuaria con la fuerza pública (infantería de marina, ejército nacional y policía nacional). Si no es posible el ingreso de las autoridades a la instalación portuaria por tierra se debe coordinar con las unidades de guardacostas el ingreso por vía marítima / fluvial.
  • Capturar a vándalos y ponerlos a disposición de las autoridades judiciales.
  • Cuerpo Técnico de Investigación de la fiscalía realiza la investigación y aporta pruebas para capturar y judicializar a los responsables.

Instalación portuaria.

  • Informar de la situación a la gerencia del terminal marítimo.
  • Informar de la situación las autoridades marítimas.
  • Proteger la vida de empleados, usuarios y contratistas de la terminal marítima.
  • Implementar las medidas y procedimientos de protección conforme al nivel de protección establecido en el plan de protección para la situación presentada.
  • Informar y solicitar protección a la fuerza pública.
  • Mantener comunicaciones permanentes con las autoridades. 
  • Evacuaciones y rotaciones de trabajadores y contratistas por vía marítima.
  • Incluir en la EPIP y valorar la situación de riesgo de turba enardecida que ingresa a la instalación portuaria destruyendo todo a su paso, provocando incendios, dañando bienes e infraestructura y saqueando la mercancía que se encuentra en las bodegas de almacena y patios de carga, si no esta identificada.
  • Si la autoridad marítima eleva el nivel de protección a dos y tres, cumplimentar la declaración de protección marítima (DPM) con los buques atracados.
  • Poner todo el sistema de CCTV a grabar los actos vandálicos, con acercamientos de los actos con las cámaras PTZ dejan do registro de la cara y señas particulares de los vándalos. 
  • Tomar imágenes y vídeos de los actos vandálicos como pruebas para judicializar a los responsables.
  • Instalar cámaras inalámbricas tipo fijas y PTZ sobre los accesos, con suministro de energía solar. 
  • Ubicar la carga expuesta en otras bodegas o sitios con mayor protección o menor vulnerabilidad
  • Colocar contenedores vacíos como barricadas sobra los accesos para detener y demorar el ingreso.
  • Colocar triple barrera de contenedores para impedir o retardar el acceso a los patios de carga contenerizada.
  • Proteger postes con concertina, aro metálico con picos y/o engrasar los postes donde estén instaladas cámaras de seguridad para retardar la trepada y vandalización.
  • Proteger barreras perimetrales con concertina.
  • En la medida de lo posible colocar cerca de las entradas mercancía alimentos para que sea tomado por la turba y sacie su instinto de saqueo.  
  • Capacitar el personal de protección y operaciones en el manejo de multitudes ante situaciones de pánico.
  • Coordinar una práctica de protección a nivel puerto con esta situación de riesgo en la instalación portuaria.
  • Elaborar protocolos de actuación para el manejo de multitudes ante situaciones de pánico.
  • Elaborar un protocolo de actuación para atender la situación de riesgo de una turba enardecida que ingresa a la instalación portuaria.
  • Sacar lecciones aprendidas de situaciones presentadas en esta u otras instalaciones portuarias para mejorar la seguridad y los protocolos de actuación.
  • Tener respaldo de la información de las redes de computo (backup) en otra ciudad y otro país con diferente nivel de riesgo.
  • Dar instrucciones al personal de seguridad privada para no emprender ninguna acción violenta contra los vándalos porque ponen en riesgo su vida, la de los demás y alteran más su accionar.
  • Disponer de un ejecutivo de alto nivel con poder de negociación para dialogar con los manifestantes y tratar de contener la arremetida violenta contra las instalaciones.
  • Disponer de buenas relaciones y programas sociales con las comunidades vecinas que puedan actuar como conciliadores con los manifestantes.
  • En la medida que la operación portuaria lo permite, almacenar los contenedores con las puertas contra otro contenedor para evitar su apertura por los vándalos, así se protege al menos la carga contenerizada.
  • En la medida que la operación portuaria y el tiempo lo permite, no ensacar la carga a granel para evitar que sea robada.
  • Elaborar un informe de los acontecimientos con registros fotográficos y fílmicos que sirvan como prueba para judicializar a los responsables.
  • Elaborar el informe del suceso de protección y enviarlo a la autoridad marítima.
  • Poner la denuncia de los actos vandálicos ante las autoridades judiciales.

Teoría sobre la conducta colectiva.

“El fenómeno llamado "conducta colectiva", "conducta de masas" o "dinámica colectiva", se definiría como toda conducta relativamente espontánea ejecutada por un grupo de personas ante un estímulo común en una situación indefinida o ambigua. Estos grupos de personas, generalmente transitorios y carentes de organización formal, reaccionan ante un conjunto inmediato de circunstancias de formas no convencionales.

La mayoría de las conductas sociales están rutinizadas y siguen un curso normal de acción. Las personas se ajustan a normas que definen, en una variedad de situaciones, la conducta esperada en cada momento. Ahora bien, si se declara una emergencia, las normas que regían en la situación anterior quedarían suspendidas y el comportamiento dejaría de ser ordenado y predecible. Sus características principales podrían resumirse así:

  • Se autogeneran y no tienen fronteras naturales.
  • Se ignoran las diferencias existentes entre sus miembros y domina la igualdad.
  • Se reduce al mínimo el espacio privado correspondiente a cada persona (aspecto importante a la hora de explicar el fenómeno de la agresión y el pánico).
  • Se siente el anonimato, aunque sus miembros son conscientes de la influencia que sobre ellos ejercen otras personas. Por esto, las gentes en multitud pueden ser volubles, altamente espontáneas, emocionales, fácilmente sugestionables y se comportan de manera distinta a cuando están aisladas.
  • Esta característica nos permite pensar en la importancia que tiene en la emergencia y evacuación el papel de los líderes-guía a la hora de cortar o desacelerar el proceso de conducta desordenada y caótica.
  • Carecen de pasado y futuro, al ser inherentemente inestables. Generalmente poseen poca estructura, les faltan objetivos o planes elaborados y no pueden sostenerse durante largos períodos de tiempo, motivos por los que tienen intercambios propios del momento específico de interés común.

Estas características explican la dificultad que existe en este campo para realizar predicciones fiables. Esta falta de predictibilidad y la naturaleza algunas veces altamente explosiva de la multitud ha llevado a estudiar las diferentes clases y su potencial para la conducta no predecible y razonable”[5].

“La masa es intelectualmente inferior al hombre aislado”, afirma Gustave Le Bon, psicólogo francés y uno de los principales estudiosos del tema. Dichos estudios promueven la coexistencia de dos tipos diferentes de personas en una misma: el individuo aislado y el que forma parte de una masa. Los miembros de una masa se autoalimentan y se contagian de un sentimiento omnipotente, impulsivo, excitable e intolerante, y dejan de tener conciencia de sus actos. La turba enardecida no razona al sentirse protegida por el anonimato que da la masa[6].

¿Qué es la psicología de las masas? La psicología de masas es el estudio del comportamiento de los grupos colectivos. Es decir, esta rama se encarga de investigar por qué los individuos se contagian del comportamiento de los demás y se limitan a repetirlo sin cuestionarse nada[7].

Definiciones.

Nivel de protección: Graduación del riesgo de que ocurra o se intente provocar un suceso que afecte a la protección marítima.

Nivel de protección 1: el nivel en el cual deberán mantenerse medidas mínimas adecuadas de protección en todo momento.

Nivel de protección 2: el nivel en el cual deberán mantenerse medidas adecuadas de protección adicionales durante un periodo de tiempo, como resultado de un aumento del riesgo de que ocurra un suceso que afecte a la protección marítima.

Nivel de protección: el nivel en el cual deberán mantenerse más medidas concretas de protección durante un periodo de tiempo limitado cuando sea probable o inminente un suceso que afecte a la protección marítima, aunque no sea posible determinar el blanco concreto.

Plan de protección del buque: un plan elaborado para asegurar la aplicación a bordo del buque de medidas destinadas a proteger a las personas que se encuentren a bordo, la carga, las unidades de transporte, las provisiones de a bordo o el buque de los riesgos de un suceso que afecte a la protección marítima.

Plan de protección de la instalación portuaria: un plan elaborado para asegurar la aplicación de medidas destinadas a proteger la instalación portuaria y los buques, las personas, la carga, las unidades de transporte y las provisiones de los buques en la instalación portuaria de los riesgos de un suceso que afecte a la protección marítima.

Turba. Del lat. Turba (RAE).  Muchedumbre de gente confusa y desordenada.

Enardecer. Del lat. inardescĕre. (RAE). Excitar o avivar una pasión del ánimo, una pugna, una disputa, etc. U. t. c. prnl.

Turba enardecida. Grupo numeroso de personas iracundas (persona que tiene o muestra ira).

Referencias bibliográficas.

Comentarios.

Por favor remitir sus comentarios y apreciaciones al correo:Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

[1] https://www.dimar.mil.co/sites/default/files/noticias/codigo_pbip_2.pdf

[2] Ídem 1.

[3] https://www.imo.org/es/Publications/Paginas/IMDG%20Code.aspx

[4] https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-53709604

[5] https://app.mapfre.com/documentacion/publico/en/catalogo_imagenes/grupo.do?path=1031858

 

Formulario de consulta

Para más información sobre nuestros cursos, preguntas acerca de la Academia Marítima de Seguridad, certificados, peticiones, quejas, reclamos o sugerencias, complete el siguiente formulario.

Contáctenos

  • Atendemos a toda Colombia e hispanohablantes. 

      

    Estamos en Cajicá, Cundinamarca, Colombia.

  • Email principal:
    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  • Email alterno:
    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  •  

    Gestión de mercadeo y ventas

    Claudia Liliana Rey Serrano

    Celular / WhatsApp: (+57) 3005700816

Síganos en redes sociales


Código PBIP - Academia Matrítima de Seguridad ASI
codigopbip.com - Copyright © 2019. Todos los derechos reservados.
Sitio desarrollado por Brainstorm ASM